• Date Chance

«3 años querida Fer»

Por: Fer Cornejo

@fercornejo__



Hace 3 años, despertar en la mañana era lo “peor” que te podía pasar, tener un nudo en la garganta era algo normal para ti, tener insomnio, odiar tu cuerpo, lastimarte y estar desconectada de la vida era tu realidad.

No podías entender cómo habías llegado a ese punto, en ¿qué momento te habías perdido y desconectado de mi misma?

Recuerdo muy bien el día que estabas manejando en carretera y querías soltar el acelerador y solo desaparecer, no comprendo qué o quién evitó que lo hicieras.

Después de un temblor que te sacudió por completo la vida y que terminó por desmoronar por completo tu interior, días sin dormir, con ataques de pánico y una mochila de vida pegada a tu cama pensando que en cualquier momento tendrías que bajar 8 pisos de tu departamento con miedo a morir ahí y al mismo tiempo ya no querer vivir. ¿Qué contradictorio no?

Cuatro días después tomaste la decisión de intentar quitarte la vida y esa decisión te llenaba de paz, te sentías “lista” y con la convicción de que ya lo habías intentado todo y que lo mejor era dar por terminada tu vida en este plano.

Tú que te encuentras leyendo esto, ¿Puedes imaginar que esa decisión realmente pueda darle paz a alguien? Es inimaginable pero así es. La depresión y el riesgo de suicidio son más comunes de lo que pensamos y son la realidad de muchas personas con las que convivimos día a día.

Aún recuerdo con mucha tristeza ese momento, me hubiera encantado poderte decir que no era falta de amor propio, que no te estabas «rindiendo» que no eras una carga para nadie y muchas cosas que creías en ese momento específico.

Recordar ese día muchas veces me hace llorar, hay una mezcla gigante de emociones, puedo sentir mucha empatía, tristeza, también hay algo de culpa, pero sobre abunda la compasión.

Despertaste al día siguiente con la esperanza de sentirte mejor que el día anterior, pero tu realidad fue otra, solo sentiste una culpa inmensa y una sensación de fracaso que se apoderó por completo de ti, lo recuerdo bien.

Pasaste noches enteras sin dormir, llorando, atormentada por muchos pensamientos que juraste nunca se irían, todos auto destructivos.

Habías perdido por completo la vitalidad, la esperanza y el sentido de tu vida.

El haber sido internada en una clínica de rehabilitación, fue un proceso hermosamente doloroso, los primeros días recuerdo que no podías parar de llorar, pero a escondidas, no te gustaba que los demás te vieran tan vulnerable, tengo un recuerdo tuyo en el baño tratando de asumir que tu realidad era esa, no estabas a salvo contigo, tu ya no podías hacerte cargo de nosotras y te avergonzaba saber que necesitabas ayuda. Recuerdo que te miraste al espejo y decir, en ¿qué momento pasó?, ¿cómo llegué aquí?.

A lo largo de 90 días tuviste la oportunidad de dejar a un lado el papel de víctima que tanto te limitó a aceptar ayuda y por fin comenzaste a cuestionarte muchas creencias que te ataban al pasado y también reflexionar acerca de ¿qué habías hecho tú y cómo habías contribuido para que esa fuera tú realidad?




¿Cómo pude transformar una experiencia tan dolorosa en un aprendizaje? La respuesta es simple… con AMOR.


Aprendí que el amor es VALIDACIÓN o sea que está bien lo que siento, que no tengo que cambiarlo, amor es compasión o sea dejar de juzgarme, el amor es tener actos buenos conmigo, acciones pequeñas, pero con gran impacto.

Ser amorosa conmigo es reconocerme única, importante, suficiente, valiosa y capaz con mi pasado, con la persona que soy en el presente y con el futuro que estoy creando.

Gracias 23 de septiembre del 2017 por ser mi punto de partida, porque gracias a ti he transformado mi vida por completo y hoy el auto conocimiento y la sanación emocional son un estilo de vida para mi.

Hoy celebro tu vida Fer, reconozco tus logros, reconozco el amor propio que tienes hacia ti, la manera en la que te amas, te respetas y te cuidas. La valentía que tienes porque para sanar hay que sentir y la sanación nos queda claro a las dos que es solo para valientes.

Gracias por #DarteChance de hacer esta vida tu mejor vida, nunca olvides que lo que viviste NO valió la pena, VALIO LA VIDA.

115 vistas1 comentario

STAY UPDATED

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono de YouTube