• Date Chance

El abuso del poder virtual.

Por: Laura Sofía Zepeda

@laurasofiazep





El viento acaricia tu piel y el sol baña tu cara. Las olas del mar te arrullan y te sacan a bailar, llevándote al son del océano. No hay nada en tu mente, no hay ruido, no hay contaminación alguna. Momentos así ya no hay muchos. ¿Por qué?


Tendencias siempre hay nuevas. El mundo se mueve tan rápido que nos es imposible estar al tanto de todo lo que pasa y esto sin mencionar el proceso de digerir cada pedazo de información. Es abrumador y exhaustivo. Hay un nuevo tema que se denomina como “cancelar” a figuras públicas. Data de básicamente acabar con la carrera de alguien porque cometió un error. No busco justificar lo que hayan hecho y, en ocasiones, son hasta crímenes de lo que se les acusa. Sin embargo, se ha creado una tensión y un ambiente virtual de intolerancia y prejuicios que nunca antes se había visto.


No vengo a desglosar lo que es este fenómeno, eso lo puede investigar cualquier en internet. Mi propósito es hacer un poco de reflexión sobre lo que queremos generar y crear dentro de este nuevo mundo de cultura tan expresiva y de opiniones tan diversas. Puede resultar bastante desgastante el querer estar al tanto de este fenómeno que no busca más que cazar nuevas víctimas del fracaso.


¿Realmente queremos ser parte de este movimiento de agresividad y odio?


El hecho de que sea tan fácil atacar y externar una opinión nos ha hecho un tanto engreídos y condescendientes. Pero, recordemos que nuestra opinión es simple y sencillamente eso, una perspectiva propia sobre un tema conflictivo que tiene muchas caretas. De alguna manera nos comenzamos a creer dioses en un mundo que se ahoga en comentarios negativos y spam de opiniones insignificantes.


Ahora dictamos la vida y la carrera del otro con un solo click. Podemos controlar el mundo desde la comodidad de nuestro hogar. ¿Será que todo este veneno nos está consumiendo?

Pongámoslo en perspectiva, reflexionando sobre un momento en nuestras vidas en el que hicimos un comentario que nos causó vergüenza tiempo después.


Hay cosas que yo he dicho y hasta hecho de las cuales no estoy orgullosa y entiendo perfectamente que esa persona ya no existe bajo esa esencia que transmitía en ese determinado momento.


Ella es tan solo un recuerdo y digamos que es una conocida, pero ya no es mi amiga y mucho menos soy yo.


¿Por qué no podemos darle esa misma oportunidad a los demás? De esa misma manera, hoy he dicho y hecho cosas que en unos años ya no serán propios de mi. Es así cómo todo es un proceso y tenemos que respetar el ritmo de cada quien y la fase en la que se encuentran.


No digo que debamos quedarnos callados y permitir que abusen de nosotros o nos insulten, pero también hay que recordar que existe la posibilidad de alejarte de estas personas con las que no concuerdas. No es necesario tratar de imponer una creencia tuya a todo quien cruce tu camino.


Por eso mejor date chance de darle más crédito al prójimo. Date chance de preocuparte de tus propios problemas y de enfocarte en tu propio proceso. Dale chance al otro de aprender de sus errores.

127 vistas

STAY UPDATED

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono de YouTube