El arte de amarme a mi mismo

Por Guillermo Espinosa


Vivo en un mundo donde tan pronto como nací se me impuso un nombre, una religión, un equipo de fútbol, una nacionalidad y una raza; donde demostrar de lo que estoy hecho por dentro podría significar ser débil o raro y esperan que pase el resto de mi vida defendiendo una identidad que me impusieron y que no es mía.


Es por eso que muchas veces aparento ser alguien que no soy; haciendo cosas de las que no estoy del todo de acuerdo y esto por la simple razón de querer pertenecer, parecer fuerte, complacer y agradarle a los demás o simplemente para no quedar en evidencia ante otros. Muchas veces por miedo a exponer mi verdadero ser, uso ese mecanismo de autodefensa para evitar demostrar lo que realmente siento por dentro. Ese miedo y desconfianza a ser yo mismo es una de las razones por las cuales ser libre puede llegar a ser una utopía, porque en realidad sigo siendo preso de una sociedad en la que hay prejuicios y somos juzgados por nuestra apariencia, ocasionando que no nos aceptemos tal y como somos.





Miles de veces he dejado que la misma publicidad y medios de comunicación me afecten cuando muestran al ser humano perfecto mediante estereotipos inalcanzables de conducta, moda y apariencia, causando problemas tan notorios en mí como la ansiedad, la depresión, el perfeccionismo y la impulsividad, por mencionar algunos.

Por otra parte, considero que hay un valor que he olvidado, el valor de la lealtad conmigo mismo, me fallo una y otra vez, paso por encima de mis principios y valores moviéndolos en la escala de acuerdo a la ocasión o como mejor me convenga; y si a eso le sumo el uso excesivo de redes sociales como fuente de alimentación mental eso da como resultado mi incapacidad de establecer lazos afectivos verdaderos y la falta de confianza para poder expresar lo que en realidad está adentro de mi.


Esto, lo único que me provoca es, cuestionarme una y otra vez si vale la pena esconder quien realmente soy, si vale la pena dejar de expresar lo que verdaderamente pienso y siento por un miedo irracional a no ser aceptado o a exponerme y sentirme vulnerable ante un medio hostil y amenazante; si tan solo entendiera que no vale la pena dejar de ser yo mismo, para ser lo que otros esperan de mi; que la felicidad es una elección, y que todo cambio verdadero viene de adentro hacia afuera, tal vez así dejaría de querer ser alguien más y empezaría a convertirme en la mejor versión de mi.


Hoy entiendo que todo está en el amor propio, que nunca estoy solo porque siempre estoy conmigo, que en realidad no puedo dar amor a alguien más si no me lo he dado yo primero; que la única manera de valorar la vida, es valorando lo que soy; y que, si cambio mi forma de ver las cosas, automáticamente éstas cambian de forma, siendo entonces, la causa de mi vida y dejando de ser la consecuencia.

Date chance de liberarte de todo aquello que te impide amarte.


Edición por: SayItRight, síguelos en instagram: @sayitrightmx
197 vistas

STAY UPDATED

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono de YouTube