El Misterio del Tiempo, un Tesoro que nadie puede poseer

Por Belén Marquez

@belenmarquez1


Ahora que se acercan las épocas navideñas y el fin del año, son fechas en las que para muchos tienen un significado importante, como la unión familiar, buscamos dar a los que menos tienen, nos ponemos a reflexionar en llevar una vida nueva, nos hacemos propósitos de dejar malos hábitos, generamos expectativas a veces demasiado altas, dándole importancia al cuerpo, al trabajo, a realizar más viajes a ganar más dinero, a tener éxito en todos los aspectos integrales de nuestra vida. Y es que no quiero decir que nada de esto importa, al contrario, a su exacta medida, son parte de lo que nos lleva a alcanzar una realización plena, lo que nos da un concepto de felicidad aquí en la Tierra.





Pero, «¿Por qué nos replanteamos esto, cada vez que concluye un año más?», «¿Por qué nos nace un espíritu melancólico, un espíritu de anhelo y una sensación de cambio?» Y la respuesta que encuentro es que vivimos recordando un pasado que jamás retornará y nos esclavizamos al “hubiera”, anhelamos lo que no tenemos y eso nos causa frustración y queremos cambiar lo que no somos. Y es que siempre vivimos con una sensación de ausencia, de que algo nos falta, entonces experimentamos una sed y una inconformidad a lo que hoy somos y hacemos.


Y es que el fin de un ciclo, el fin de un año; significa un año más de vida y un año menos de nuestro paso aquí en la tierra. Entonces ese pensamiento por naturaleza nos hace vulnerables, porque si bien hay algo que no podemos controlar, es el tiempo, el gran tesoro que no podemos poseer.


Y es que planeamos cosas que están fuera de nuestra realidad y nuestra lista de propósitos es tan larga de todo lo que queremos hacer y cambiar y al final del año, vuelve el mismo ciclo, decepcionados de lo que no pudimos hacer y arrepentidos de lo que hicimos, es parte de la vida y hasta cierto punto se vuelve una aventura todos estos planes, deseos, pensamientos, sueños, metas, todo tiene un sentido porque si bien esto nos define como lo que somos, humanos y que nuestra naturaleza nos hace fuertes y débiles, perfectos en algunas cosas e imperfectos en otras.


Pero debemos de partir primero, por el valor que le damos a lo que somos todos por igual, nadie vale más y nadie vale menos, todos tenemos el mismo valor como personas, sin embargo, cada uno de nosotros aportamos algo diferente y eso genera cosas extraordinarias en este mundo.


Yo tengo un don y un talento para muchos y otros tienen un don y un talento para mi, necesitamos de otros como otros necesitan de mi, entendiendo esto podemos entonces hacer un verdadero plan de vida. Donde nuestro día a día pueda seguir un orden de acuerdo a lo que valgo como persona, a lo que soy, a lo que puedo hacer y a lo que soy capaz de dar y saber recibir de manera simultánea lo de los demás y entonces se puede vivir en paz y alcanzamos esa plenitud y estabilidad de vida.


También debemos de cuidar lo que realmente tiene un significado y una importancia para cada uno de nosotros, no siempre lo que es urgente, es lo más importante en nuestra vida.

El tiempo pasa y no se detiene, no lo podemos controlar, el tiempo es el que nos controla, pero lo que sí podemos hacer, es controlar lo que hacemos y lo que somos en el tiempo.

No vivamos para compensar el pasado porque eso nos ausenta del presente y que después será pasado, no nos angustiemos por el mañana, porque nos encerramos en un ciclo donde el tiempo pasa a controlarnos y no agradecemos ni disfrutamos de este gran regalo que es la vida y este gran tesoro que se llama tiempo.


Seamos pues, buenos administradores del tiempo, que nuestras metas a corto plazo sean las que definan mi camino en el futuro. No busquemos ser perfectos, seamos perfectamente imperfectos, reconociendo con humildad nuestros talentos y aceptando nuestros defectos.


#DateChance y agradece lo bueno de tu pasado, deja atrás lo que te ha herido, disfruta y valora tu presente, haz lo que tengas que hacer con un gran amor y deja en manos de Dios el mañana, porque si hacemos bien lo que nos toca hoy, Dios se encargará de multiplicar lo que tanto anhelábamos y entonces seremos completamente plenos y felices.

23 vistas

STAY UPDATED

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono de YouTube