• Date Chance

La vida es buena pero con un perro siempre será mejor

Por: Gisela Moncada Esquide

@diligodogscancun



¿Alguna vez haz reflexionado sobre esa bola de pelos que se posa junto a ti?, que te observa y mira como si fueras lo mejor del mundo. Los perros nos conocen sin duda mucho mejor que nosotros mismos, y a nosotros nos cuesta tanto dedicarles un poco de tiempo para comprenderlos.


Ellos llegan a conocer a fondo nuestras costumbres, sienten nuestras emociones, saben cuando estamos tristes o alegres, enojados. Nos miran como ningún otro animal nos mira. No podemos esconder lo que somos ante sus ojos. Son antropólogos de la conducta.

Durante mucho tiempo los seres humanos les hemos negado todo a los animales, la inteligencia, las emociones, la empatía, cosas de las que existen numerosas pruebas.

Quizás la culpa es de Descartes aquel filósofo ilustre del “cogito ergo sum” o lo que es lo mismo “pienso luego existo” que colocó a los animales junto a las plantas y las piedras en el peldaño más bajo, ya que para él estos son solo unos autómatas, seres sin alma y sin conciencia. Convirtiendo así a los humanos en los amos y señores de la naturaleza.

Afortunadamente la posición social de los perros ha ido evolucionando de ser una fuente de alimento o piel para vestir, para luego ser compañeros de trabajo y hoy han pasado a ser parte de la familia. Hemos encontrado en ellos a nuestros fieles amigos, compañeros de vida, que muchas veces llenan esos espacios de soledad.


La soledad que es sin duda el mal del siglo XXI en las grandes urbes, cada vez vivimos más inmersos en las nuevas tecnologías, navegando por el ciberespacio. Tenemos redes sociales llenas de amigos o seguidores que muchas veces ni recordamos o conocemos. Vivimos en edificios llenos de gente con vecinos que jamás se ven o se conocen. Esta falsa idea de vivir en sociedad pero bastante aislados. Sin embargo si tienes un perro será más fácil no sentirse solo.


Los seres humanos somos seres sociales, necesitamos relacionarnos con otros seres vivos y es ahí donde reconocemos a nuestros animales de compañía ya que estos complacen nuestra necesidad de conexión. Quien ha tenido un perro en casa sabe de lo que estoy hablando y de ese vínculo profundo que se es capaz de hacer a pesar de no hablar el mismo idioma. Los perros nos proveen de sentimientos de estabilidad, de apoyo social, y disminuyen los sentimientos de soledad.


Existen infinidad de estudios sobre los beneficios que aportan los perros (todos los animales de compañía) a nuestra salud mental y física. Nos ayudan a manejar mejor nuestras emociones, a generar empatía por otras especies, a veces tienen que hacerle de confidentes porque son a los únicos que les contamos nuestros problemas, nos levantan del sofá y nos invitan a hacer ejercicio, nos ayudan a socializar con los vecinos. Pero sobre todo nos sacan de nuestra apesadumbrada soledad.


Y solo estoy hablando de las cosas simples, porque sabemos que los perros pueden hacer un trabajo más profundo, que entrenados pueden hacer tareas específicas, ayudar a las personas con alguna discapacidad a realizar algo que no pueden hacer por sí mismos, perros que detectan enfermedades, que se convierten en alerta médica, o que ayudan a sus humanos que padecen ataques de ansiedad, y una larga lista de etc.


Si tienes un perro no lo ignores, atrévete a adentrarte en su mundo.

#Date chance de generar esa conexión emocional con tu perro, deja que te enseñe a vivir la vida de manera simple , disfrutar los pequeños placeres de la vida, (olfatear el mundo) de amar incondicionalmente, perdonar de manera inmediata, ser leal, darle vuelta a los problemas y seguir adelante, defender el espacio personal, a no juzgar.

82 vistas

STAY UPDATED

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono de YouTube