STAY UPDATED

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono de YouTube
  • Date Chance

¿SE PUEDE SER FELIZ A PLENITUD?

Por: Cynthia Cervantes Gamboa

@cyn_cega

@yodecidomidestino


Cuando fue la última vez que te preguntaste o cuestionaste si eres feliz. Si lo que has vivido hasta el momento te hace sentirte pleno, aquí no importa la edad que tengas, porque la felicidad se experimenta desde el día uno de nuestra existencia.



¿Qué es la felicidad para ti?


Podrías decirme que la felicidad es estar sano, rodeado de tu familia y amigos, tener una casa, un auto, viajar, tener pareja, estar con tus hijos, etc. Para este caso cualquier respuesta es válida. Porque la felicidad está dentro de nosotros mismos y también se refleja de la manera en que vemos el mundo. Pero para mí la felicidad es, más allá de un estado mental, una decisión que tomo todos los días. Así como elijo la ropa que me voy a poner hoy, elijo ser feliz colocando una sonrisa en mi rostro y pase lo que pase hacer que esa sonrisa permanezca durante todo mi día. Pero, ¿Cómo? Se estarán preguntando si, murió mi padre o mi madre, si mi hermano enfermó, si me despidieron de mi trabajo, si me estoy separando de mi pareja, si no conseguí ese puesto de trabajo por el que tanto me he esforzado, etc. Bueno la respuesta es simple. Porque para poder decidir ser feliz a pesar de todas estas situaciones primero debo de entender algo, y eso es: ¿Qué es la vida?


La vida es el regalo más hermoso que el universo nos ha otorgado para experimentar oportunidades de crecimiento físico, emocional, mental y espiritual. Es el conjunto de todos nuestros retos que nos llevarán a nuestra propia evolución. Si crees en el karma entenderás que a lo largo de nuestras vidas vamos cometiendo errores y estos a su vez en algún momento tendrán que ser saldados. Karma en sánscrito significa acción. Entones lo que vivo hoy es un resultado de todas esas acciones que yo he tenido a lo largo de mi existencia como ser humano en cada una de estas vidas. El tiempo es el que encarga de unir todo. El pasado es la huella que dejé, el presente es mi aquí y ahora y el futuro es la consecuencia.


Nada es casualidad para la energía, el apego, el duelo, las tristezas, los enojos, etc. Son parte de la vida. Así como las alegrías, los momentos buenos, los encuentros inolvidables, el amor y la compañía. Hay que disfrutar cuando estemos arriba y aprender cuando estemos abajo. Es la dualidad de la vida. Las flores no nacen sin las noches de tormenta, o las estrellas no aparecen si el sol no se oculta. Recuerda que nada es para siempre. De lo más obscuro de tu reto sale lo más fuerte de tu alma.


Pero de ahora en adelante no les llames retos o problemas, piensa en ellos como oportunidades. Si, oportunidades de aprender algo nuevo. Porque automáticamente tu mente trabajará en buscar soluciones. De esta forma la felicidad si puede ser a plenitud. Porque te enfocarás en resolver antes de sentirte víctima. No te dará tiempo ni siquiera de pensar en negativo. Y así con cada situación que vivas.


Pero no olvides trabajar tus emociones, sentimientos y pensamientos, ya que juegan un papel importante en todo esto. Cuando llegue tu oportunidad (reto o problema), acéptala, abrázala y ámala, es ahí la hora de aprender. Trabaja tus valores para que te sea más sencillo atravesar esta experiencia. Con paciencia, amor, honestidad, empatía e integridad podrás avanzar. No reprimas tampoco ninguna emoción. Trata de encontrar el equilibrio. Si es necesario buscar ayuda es válido. Siempre es bueno tener el apoyo de alguien más. Y si puedes tú ser esa ayuda para alguien, ¡hazlo!, créeme que la recompensa será infinita y tu satisfacción no tendrá precio.


La felicidad podrá ser a plenitud cuando logres encontrar el equilibrio en todo. Cuando logres entender que no todo tiene que ser como tú quieres, sino como debe ser. Cuando renuncies a tener siempre la razón. Cuando compartas tu luz con los demás. Cuando aprendas a entender y a valorar la vida que se te dio. Cuando dejes de quejarte y criticar a los demás. Cuando asumas la responsabilidad de tus acciones. Cuando dejes de repetir los mismos errores. Cuando no permitas que tu ego sea más grande que tú.

#Date chance de entender que mereces ser feliz, simplemente por el hecho de existir.


88 vistas1 comentario