¿Te haces auto bullying?

Por Laura Sofía Zepeda


Primero, hay que aclarar este concepto, su significado y cómo se manifiesta. Creo que, de hecho, yace muy dentro de nuestro subconsciente porque no nos damos cuenta de cuando lo hacemos; convirtiendo la negatividad en algo cotidiano; algo así como un hobbie.



Las redes sociales son competitivas y transmiten mucha energía; tanto negativa como positiva. Sin embargo, tendemos a enfocarnos en aquello que no tenemos, lo que no somos, el número de likes que no obtuvimos, el número de personas que no nos «sigue» o que nos deja de «seguir». ¿Qué es lo que sucede entonces? Hacemos una burla de nuestra persona y reaccionamos de manera negativa hacia nosotros mismos antes de que alguien más pueda hacerlo. Lo que sucede es que activamos un tipo de mecanismo de defensa en el que le enseñamos a toda nuestra audiencia que estamos conscientes de ciertas «fallas» en nuestra vida y que no nos importa. Pero entre broma y broma...



Esto se ha convertido en un método muy popular de un humor, de cierto tipo masoquista, completamente auto destructivo. Una cosa es querer ser honesto con la gente y conseguir que éstos se identifiquen y otra muy diferente es adoptar este método de llamar la atención y actuar como si fuéramos demasiado cool para admitir que algo nos duele y nos hace sufrir.

Las emociones hoy en día son un tema delicado ya que somos atacados a diario con una filosofía en la que está bien ser tú mismo, pero con ciertas condiciones. Está bien llorar juntos en una película, pero no vayas a hacerlo cuando estemos en una conversación. Está bien ser vulnerable, pero soy tu jefe y no quiero ver ese lado tuyo. Es increíble y valiente ser madre, pero no vayas a amamantar en frente de mí. Es como si le pusiéramos un «pero» a todo y es por eso que de repente liberamos estas emociones reprimidas de maneras un tanto destructivas.

No se vale. No es bueno para nosotros ni para los demás. Aunque de cierta manera el propósito puede ser contagiar la empatía, lo que se está emitiendo es negativo. Es un enfoque en lo que está mal, en vez de dar luz a los mil y un ángulos en los que nuestra vida está bien; o hasta podría enfocarse en las razones por las cuales no está tan mal tener esta «falla».

Para concluir, creo que es importante recordar que las redes sociales tienen un método muy efectivo de convencernos de hacer y pensar ciertas cosas que parecen inofensivas y son, en realidad, muy potentes y significativas. Hay que reflexionar un poco mejor sobre cómo nos hablamos a nosotros mismos porque, al final del día, ese es el pensamiento más constante que tenemos y es el que creeremos después de repetírnoslo tantas veces. Así que date chance de ser honesto. Date chance de abrirte a los demás. Date chance de difundir positivismo; se necesita cada día más.


Edición por SayItRight. Síguelos en Instagram @sayitrightmx_

288 vistas1 comentario

STAY UPDATED

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono de YouTube