Mañana es too late para ser feliz

Por: Alely Roche


¡El mañana no existe! Ya sé, que cliché. Espero no haberte perdido con esto, pero podríamos decir que ésta es una verdad universal; lo sabemos, pero no somos conscientes de que mañana a lo mejor no llega, por lo que solo nos queda HOY.




Muchos vivimos con la esperanza de que mañana seremos felices, que lo que hacemos hoy es el cimiento de la felicidad que tendremos mañana, pero ¿qué pasa si mañana no llega?, o, peor aún, ¿y si el mañana sí llegó y sigo sin ser feliz? ¿Por qué?

En mi opinión, creo que ésto pasa porque nunca estamos satisfechos, porque nuestra búsqueda de la felicidad está puesta en los lugares incorrectos, porque no hemos sabido encontrar la fuente de la felicidad, de donde brota y de donde nunca se acaba.


¿Te has preguntado «por qué no soy feliz»? ¿Qué te falta para ser feliz, en qué te está fallando la felicidad?

Es muy cómodo quedarse esperando y no hacernos responsables: «Cuando termine la Universidad seré feliz». (Sorry centennials) Y, ¿qué pasa? Terminas la Universidad y te das cuenta que buscar trabajo, titularse y emprender tu vida profesional requiere también de muchas responsabilidades y te descubres con la misma sensación que tenías antes. ¡Sorpresa! Sigues sin ser feliz. Lo mismo cuando compras un coche, cuando consigues una promoción en el trabajo o cuando tu crush por fin te pela; nada de esto te garantiza que serás feliz. Sigues depositando tu felicidad en actos, en momentos y en personas, cuando su significado es mucho más profundo, atemporal y totalmente personal.


En una situación en la que puedo disfrutar el momento, el aquí y ahora, puedo también no sentirme satisfecho y, como siempre, estar pensando en algo más que «me haría feliz».


Nadie tiene la receta para la felicidad, nadie puede decirte a ciencia cierta: «sigue estos pasos y te garantizo que podrás ser feliz», porque la felicidad no depende de nadie más que de ti, ¡sí, de ti! Tú eres la única persona que puede encausar tus sentimientos, tus experiencias, tus sueños, tu esperanza y quien decide cómo vivir cada día a pesar de los obstáculos que se presenten. No podemos controlar nuestro entorno, pero sí podemos controlar la forma en como reaccionamos.


Buscar ser feliz todos los días no significa que las cosas no me van a doler, que no tendré días malos o que no me sentiré triste; se trata de conocer esos sentimientos y no dejarme dominar por ellos, sobreponerme a las dificultades del día y poder acostarme con la satisfacción de que hoy hice lo mejor que pude, que mañana puede ser mejor porque tendré la misma actitud, hoy no me dejé vencer por la tristeza, aun con mis preocupaciones, frustraciones y decepciones; soy feliz.


No es mi intención con este artículo ser pesimista, ni conformista, lo que haces hoy te prepara para que puedas soportar lo que viene mañana, así, llegue lo que llegue y como llegue, podrás vivirlo de la mejor manera, esforzarte por hacer lo mejor de este día y ser feliz hoy, porque mañana es too late.

«El ayer ya pasó, el mañana no ha llegado. Solo tenemos el hoy. Comencemos.» -Madre Teresa de Calcuta

Edición por: SayItRight, síguelos en instagram: @sayitrightmx

69 vistas

STAY UPDATED

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono de YouTube