• Date Chance

¿Por qué no se vivir con el rechazo?

Por: Ana Paulina Martin

@Anapaumartinn


Mi nombre es Ana Paulina Martin, he estado buscando el título perfecto, llevo horas dando vueltas en mi cabeza el cómo escribir un texto perfecto; pensando claramente es porque no me gustaría vivir con el rechazo, el que este texto pueda llegar a salir mal y termine sin gustarles.

Muchas veces sólo actúas para los demás, escribes para los demás y sólo sonríes para que te vean los demás. Aun recuerdo cuando mamá me contó que papá se fue de la casa, súbitamente ahí tuve el primer rechazo en mi vida, aunque los psicólogos digan que el primer rechazo es cuando sales de la comodidad del vientre materno… pero ¿qué implica esto?

Realmente cuando, logré entender qué era, fue cuando papá se fue y de ahí me hice la promesa, que ninguna persona a la que quisiera la dejaría cruzar una vez mas la puerta hacia la calle. Imagínense el nivel de promesa me hice a tan corta edad, tan sólo 5 años de vida.

El rechazo del primer amor, es aún más doloroso o quizá fue que lo viví con mas conciencia, volver a lidiar con la partida de otra persona tan importante en mi vida, me remontó a aquella promesa que me había echo cuando tenía 5 años.

Cómo si yo pudiera controlar las decisiones de los demás, a esto voy que el rechazo existe y lo vivimos día con día TODOS, el rechazo no respeta sexo, gustos, clases sociales e incluso color. Nadie nos ha dado un libro mágico para aceptarlo, aceptar que la única verdad en este mundo es que todos en algún momento nos vamos, que la gente se vaya nos enseña mucho mas que cuando se quedan, que deberíamos aceptarlo, no digo que no duela, pero tendríamos que vivir con ello.

Cuando una persona nos deja en vez de pensar en qué decisión lo hizo alejarse, inmediatamente nos vemos en un espejo para buscar qué hicimos mal o que tenemos mal ¿por qué se van? Claro… seguro es porque soy gorda, muy flaca, muy fea, muy fácil, cero divertida o incluso no estaba a su nivel.

Pero si nos ponemos en los zapatos del otro nosotros también nos hemos ido de la vida de alguien y no precisamente era por sus defectos físicos o acciones era por decisión propia, por querer buscar otro camino sola, por conocer a más gente, por viajar o incluso por despegarte de ciertas creencias infundadas, sin sentido y sin valor.

Aprender a vivir con el rechazo, me ha costado tanto que he llorado noches enteras llenas de dolor y apego, pero fue la única manera que aprendí que la gente se va o muere y así fue como logré aceptarlo más fácil, pero lo acepté al aceptarme, al quererme y al valorarme. Con el simple hecho de entender que no era por mi que la gente se iba o permanecía, sino que era por ellos y las circunstancias que estaban viviendo en ese momento. Hay gente que únicamente tiene la misión de enseñarnos algo y una vez cumplida su misión, las personas se van, personas que incluso llegan únicamente para tomar un trago con nosotros y desaparecer para siempre y muchas personas que permanece el resto del camino. Llegué a la conclusión que a la única que no tengo que rechazar es a mi misma, para así permitir que quien quiera irse de mi camino tenga la facilidad de hacerlo y que quien quiera permanecer siempre será recibido con una taza de café.

#DateChanche de sentir y de aprender a dejar ir a las personas de tu vida.

134 vistas

STAY UPDATED

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono de YouTube